El estómago, sin embargo, tiene dos funciones muy importantes

0
291

El estómago, sin embargo, tiene dos funciones muy importantes

EL ESTÓMAGO, ESE DESCONOCIDO

Durante varios años hemos estado hablando de alimentos alcalinos y aguas alcalinas. Sobre el tema se escuchan las opiniones más extravagantes. Este breve artículo quisiera aclarar algunos conceptos fundamentales para que todos puedan comprender e investigar qué es lo mejor para su salud. A menudo se dice que … “No importa si se come o bebe de forma alcalina, porque el estómago lo acidifica todo” … Esta afirmación básica es cierta, pero de esta manera no explica en absoluto cómo tiene lugar este proceso vital. En primer lugar, el estómago no es un órgano usado para digerir los alimentos, decimos que es más bien un “preparador” de alimentos para el proceso de digestión que ocurre más tarde en el intestino. El estómago, sin embargo, tiene dos funciones muy importantes y diría que también las principales:

BARRERA ANTIMICROBIANA

Más allá del hecho de que el cuerpo humano está formado por muchas más bacterias que células, la cantidad de gérmenes que ingerimos a través de la boca debe ser regulada y esta tarea pertenece al estómago. El estómago es la barrera más importante que tenemos contra los microorganismos patógenos y cumple esta tarea a través del medio ácido, altamente oxidante, mediado por una sustancia producida por las paredes del estómago: el ácido hipocloroso.

El ácido hipocloroso (HClO) es un importante germicida que las células también utilizan para deshacerse de las bacterias, tiene 100 veces el poder germicida del hipoclorito (lejía), pero no es tóxico para las células en sí. Si en el lenguaje común se dice que el estómago produce ácido clorhídrico, en realidad este mecanismo es mucho más sofisticado que esto.

En primer lugar, no hay un “depósito” de ácido en el estómago, si este fuera el caso, el estómago en sí duraría muy poco, más allá del hecho de que está protegido por una capa de “moco”. El estómago, al igual que todos los sistemas biológicos, tiene un mecanismo regulador sofisticado denominado homeostasis. Para el estómago es importante mantener un pH ácido que se asienta sobre el pH 4 (que no es el pH del ácido secretado, sino que el pH también está modulado por los bicarbonatos producidos).

La madre naturaleza no inventó este valor al azar. Para el pH 4 tenemos un proceso óptimo para muchas reacciones y este valor implica una serie de consecuencias importantes y específicas a nivel del estómago. La vida biológica existe debido al hecho de que la materia orgánica es dinámica y capaz de producir energía, esto ocurre a través de reacciones complejas llamadas óxidos reductores, donde varias sustancias pueden pasar energía de una a otra intercambiando electrones; estos procesos en la base de la vida se llaman cadenas de óxido reductoras y están mediadas por el agua.

Sin agua no puede haber vida. El pH por lo tanto representa un parámetro importante. Para el pH 4, por ejemplo, tenemos un equilibrio óptimo en el que los cloruros de Cl-, hidronio, H3O + y O = oxígeno se combinan para crear un ambiente altamente bactericida que forma HClO (ácido hipocloroso) y al mismo tiempo activa una enzima que se llama Pepsina que descompone las cadenas de proteínas en pequeños segmentos que luego son digeridos y absorbidos por el intestino.

El estómago, sin embargo, tiene otra función vital que a menudo es ignorada incluso por los profesionales.

El estómago representa la más importante FUENTE DE PRODUCCIÓN DE BICABONATO.

Las paredes del estómago son capaces de realizar la función de una homeostasis perfecta (regulación) de producir sustancias ácidas y sustancias alcalinas. La responsabilidad de hacer que este reglamento funcione bien depende de nosotros en relación con lo que comemos y bebemos.

El “Estómago” entendido en un sentido general, es sensible solo al aumento de su alcalinidad interna y no es sensible a la disminución de su acidez. Esta es precisamente la clave que hace que este mecanismo de regulación funcione de manera óptima: ¿cómo?

Cada vez que ingerimos sustancias que tienen un pH superior a al menos 4, el pH del estómago tiende a aumentar y esto estimula las paredes del estómago para activar las llamadas BOMBAS DE PROTONES. Adjunto un pequeño diagrama para explicar mejor.

Dr. Ivan Dus MD, PhD, DDS

ivan-dus-tenerife-acqua.png

 

LASCIA UN COMMENTO

Per favore inserisci il tuo commento!
Per favore inserisci il tuo nome qui

− 1 = 1