La Policía Local de Arona e la venta ambulante

0

La Policía Local de Arona e la venta ambulante

Los representantes políticos y técnicos del Área de Seguridad del Ayuntamiento de Arona, acompañados de mandos de la Policía Local, han mantenido en nel mes de diciembre, una reunión informativa y de cooperación con representantes del Círculo de Empresarios y Profesionales del Sur de Tenerife (CEST) para evaluar las actuaciones en materia de control de la venta ambulante y recibir las aportaciones del sector.

La Policía Local ha incluido el control de esta venta en la vía pública como parte de su servicio ordinario y permanente, con incautaciones semanales que, durante este año, han supuesto la apertura de 90 expedientes y la retirada de más de 200 kilogramos en productos que, en su mayor parte, son gafas de sol, pareos, bolsos y relojes.

El alcalde de Arona, José Julián Mena, valoró muy positivamente esta acción como una de las muchas que se están desarrollando, en toda su transversalidad,  para la mejora del destino turístico y del municipio, medidas en las que se ha puesto un especial hincapié para mejorar la experiencia del turista y luchar contra la competencia desleal al sector comercial. Esta actuación continuada se debe a que el municipio cuenta con kilómetros de paseos peatonales y numerosas avenidas de larga distancia en las que, como ocurre en numerosas ciudades, es difícil controlar a los “manteros”.

Para los presentes, “esta realidad obedece a un problema muchísimo más complejo sobre el origen y distribución de los productos”, de ahí que, en la reunión, se acordara solicitar apoyo a la Subdelegación del Gobierno para el control de la entrada de estas mercancías y de las redes que las gestionan.

La Ordenanza Municipal de Convivencia, en vigor desde el año 2007, recoge en su artículo 50 que “está prohibida la venta ambulante en el espacio público de cualquier tipo de alimentos, bebidas y otros productos, salvo las autorizaciones específicas. La Ordenanza también recoge la prohibición de “todo tipo de ejercicio comercial en los espacios públicos sin autorización expresa municipal y, en especial, la prohibición del conocido como vendedor de time sharing y el ‘relaciones públicas’ de cualquier tipo de compra, venta, promoción, ofrecimiento de cualquier bien o servicio, o que se inste a visitar, ofertar o proponer visitas a cualquier establecimiento comercial, como restaurantes, bares, cafeterías, discotecas, pub, inmobiliarias u oficinas de ventas”.

Según la última estadística poblacional de 31 de octubre de 2017, Arona cuenta con una población residente de 94.724 habitantes, de los que un 46% poseen nacionalidad extranjera y tienen más difícil el acceso a un conocimiento efectivo del marco normativo local, regional y nacional.

Asimismo, cuenta con una población flotante extensa pero indeterminada, compuesta por personas que residen temporalmente durante el invierno (hasta medio año) o por trabajo, a lo que se suma que el municipio recibe a más de 1,5 millones de turistas al año.

 

Visita il nostro Magazine

LASCIA UN COMMENTO

Per favore inserisci il tuo commento!
Per favore inserisci il tuo nome qui