Los Cardones, en San Isidro

0
los-cardones

los-cardones

El arte unido a la naturaleza. Una simbiosis entre la unión del arte, la naturaleza, la arquitectura y el respeto al medio ambiente con el fin de conservar y preservar para las generaciones futuras un legado cultural único en el mundo, podría resumir el espíritu con el que nació el Parque de Esculturas de Los Cardones, en San Isidro (Granadilla de Abona), perteneciente a la Fundación Gernot Huber.

 

80.000 metros de arte. La finca de esculturas, de 80.000 metros cuadrados, cuenta con más de 100 esculturas, algunas de ellas monumentales, realizadas con materiales propios de la isla, tales como la piedra y la madera y, en algunos casos, acero y vidrio.

{loadposition adsense-riquadro-articoli-piccolo}Todos los diseños se encuentran interconectados por una red de caminos de más de 2.000 metros de longitud en plena armonía con el entorno.

Las obras se ubican alrededor de la residencia del fundador construida con toba volcánica que conforme al diseño de su propietario aúna el viejo estilo de construcción canario y la vida y el trabajo moderno, en medio de la naturaleza salvaje sobre una loma volcánica entre vegetación y desde donde se divisa el Teide y la Montaña Roja.

Muchas de las esculturas son cinéticas, por lo que son movidas por el viento, una forma espectacular de desarrollar el arte. El objeto del parque es ofrecer un nuevo y diferente espacio cultural, donde se prevé organizar visitas a partir del mes de noviembre 2014 a estudiantes y al público en general para que se familiaricen con el arte, además de realizar jornadas de puertas abiertas para el uso y el disfrute de la ciudadanía.

El diseñador y escultor Gernot Huber posee también otro parque en Hamburgo (Alemania) que es único en Europa en cuanto a esculturas en movimiento.

Visita il nostro Magazine

LASCIA UN COMMENTO

Per favore inserisci il tuo commento!
Per favore inserisci il tuo nome qui