Tenerife. La Orotava: nuevo Parque para perros de 4.500 metros cuadrados

0

Un nuevo Parque para perros de unos 4.500 metros cuadrados, y con un adecuado equipamiento para el juego.

El Ayuntamiento de La Orotava aboga por la protección de los animales, y así también dar cumplimiento a la Ley 8/1991, de 30 de abril, de Protección de los Animales, desarrollada por el Decreto 117/1995, de 11 de mayo, en cuyo articulado se establecen las funciones de competencia municipal en materia de animales de compañía para la Comunidad Autónoma Canaria. La ordenanza aprobada aboga por la protección y bienestar de los animales de compañía, y que cuando se tienen “se debe ser responsable y cumplir con las normativas”, apunta la concejala.

El propietario debe ser consciente también que es responsable de los daños, perjuicios y molestias que ocasionen a las personas, otros animales o bienes muebles o inmuebles. Evidentemente se prohíbe maltratar o agredir físicamente a los animales o someterle a cualquier otra práctica que les produzca como resultado cualquier daño o sufrimiento. Tampoco se pueden abandonar o tenerlos en lugares inadecuados.

Entre otras cosas, se contempla habilitar espacios públicos idóneos para el paseo y esparcimiento de los animales, y en este sentido es de valorar que recientemente se ha inaugurado en la localidad, en el Polígono San Jerónimo, un nuevo Parque para perros de unos 4.500 metros cuadrados, y con un adecuado equipamiento para el juego. Las personas que lleven animales deberán adoptar las medidas necesarias para impedir la emisión de excrementos y orines por parte de los mismos.

Cuando el animal realice deposiciones en cualquier espacio, habilitado o no, tanto público como privado de uso común, la persona que lo tenga está obligada a proceder a su limpieza inmediata y, en el caso de orines, tomar las medidas adecuadas para minimizar su presencia diluyéndolos con agua, y no permitirlos en fachadas de los edificios, monumentos, mobiliario…

Los propietarios de animales deberán notificar al registro censal municipal de animales la baja, la cesión o el cambio de residencia del animal y cualquier otra modificación de los datos que figuren en este censo. La baja por defunción se deberá acreditar mediante la aportación del documento de identificación de propietario o mediante el correspondiente certificado expedido por veterinario colegiado o autoridad competente.

Hay infracciones leves, graves y muy graves, y el ayuntamiento podrá sancionar según los casos. Las sanciones que se impondrán están comprendidas, según la graduación, entre 30,05€ hasta 150,25€ para las leves; desde los 150,26€ hasta 1.502,53€ para las graves, y de 1.502,54€ hasta 15.025,30€ para las muy graves.

Visita il nostro Magazine

LASCIA UN COMMENTO

Per favore inserisci il tuo commento!
Per favore inserisci il tuo nome qui